Ensayo ¿Qué Lugar tiene la Creatividad en la Salud Mental de David Helfgott?

https://cl.universianews.net/wp-content/uploads/sites/3/PUC-LOGO-624x306.jpg

 

Resultado de imagen para shine david helfgott

.

Ensayo

¿Qué Lugar tiene la Creatividad en la Salud Mental de David Helfgott?

Profesora: Pamela Reyes

Alumnas:

Paola Bizarro Apablaza

Daniela Contador Maldonado

Nicole González Quinteros

Carolina Guerrero Donoso

Natacha León Manríquez

 

Al establecer una relación entre creatividad y la salud mental de David Helfgott es importante entender y comprender primero qué es la creatividad. La definición que nos hace más sentido respecto a la película Shine (o Claroscuro, en español) es la del psicólogo cognitivo Jean Piaget, quien en 1964 señaló que la creatividad “constituye la forma final del juego simbólico de los niños, cuando éste es asimilado en su pensamiento”. Respecto a esto último se podría realizar un análisis a cabalidad acerca de cómo la creatividad comienza a surgir en David en la forma de una composición musical cuando logró finalmente tener una sensación de libertad, instancia en la que pudo oírse y sentirse como un ser humano real e individual, componiendo desde lo que sentía en su interior, logrando poco a poco adquirir la sensación de contención interna. Todo lo que fue visto como una personalidad extravagante o excéntrica se convirtió en su sello característico, lo que finalmente lo fue sanando y permitió la cicatrización de viejas heridas familiares, logrando a través de esto una vida plena con su esposa y el disfrute de su talento no como un deber o como una tarea que hay que cumplir por miedo al castigo sino que como una actividad gratificante y creativa. Este último aspecto, que fue donde giró gran parte la película, nos permite entender los comportamientos y actitudes de David, sus crisis y una parte de su vida con tratamiento psiquiátrico. Esto nos lleva a otro punto, es decir, a cómo la genialidad y la creatividad van de la mano aunque, en ocasiones, la primera trate de tener una relación más adrenalínica con la locura.

Antes de comenzar a profundizar acerca de la niñez de David, es importante mencionar los beneficios que trae a la vida de un niño el brindarle afecto y cuidado desde los primeros días de vida, incluso desde su concepción. Brindarle un espacio protegido para desarrollar y crear una vinculación amorosa de confianza con los padres para recibir desde este vínculo, a través de juego y el disfrute, aquellas habilidades sociales que le permitirán a futuro desenvolverse en su vida cotidiana como una persona adulta sana física y emocionalmente, capaz de existir desde su individualidad. La carencia de este espacio de amor incondicional es justamente uno de los aspectos negativos que podemos visualizar en la historia de David.

Respecto a la familia de David, podemos caracterizar a su padre como un hombre violento, deshumanizado, dominante y traumatizado por sus propias experiencias familiares. Su madre se observa como una mujer sumisa y anulada por la figura de su marido. Ambos tenían dos hijas más que para el padre casi no existían porque su mirada estaba fija en su único hijo hombre con el cual pretendía realizar todos sus anhelos y deseos frustrados. Respecto a esto último, la creatividad en la vida de David se expresaba con más libertad con aquellas personas con las que se sentía amado y libre como, por ejemplo, cuando jugueteaba con sus hermanas durante su infancia, en la relación con Katherine, la escritora, y con Gillian, la astróloga con quien luego se casa. Pero también creemos que la música, si bien estaba intervenida por la relación enfermiza con su padre, era un punto de creatividad, una pequeña luz que emergía en la oscuridad de esa relación. Una luz que su padre se encargaba de ensombrecer y que mantenía a David sumido en el delirio, la enajenación y la pérdida de su plena libertad de expresión artística, llegando a confesar en algún momento que la música le hacía daño.

David lamentablemente, o quizá afortunadamente, debió pasar por un sinnúmero de conflictos, sufrimiento y abandono por parte de su familia nuclear, especialmente por parte de su padre. Profundizando en esto se puede ver la manipulación de dos personajes tan castradores como egocéntricos: padre y luego maestro quienes, en cierta forma, lo utilizan en su inocencia. Pero David logra transmitir la magia del arte musical tocando como si no hubiera mañana (comentario que le transmite el maestro). Poniendo más énfasis en la relación entre David y su padre y cómo esto marca en gran parte su forma de pensar, sería importante ir a los inicios, a la infancia donde David es constantemente presionado por un padre autoritario y exigente para tocar acordes y piezas musicales vertiginosas y complejas (como la del afamado pianista Rachmaninov) pero con una condición que al principio es implícita y luego, cuando David quiere lograr su independencia, se vuelve explicita y se convierte en un latigazo mental que no es posible tolerarlo con facilidad por lo que se revela sutilmente; esta condición paterna es “David, si te vas jamás podrás volver a casa, no serás el hijo de nadie…”. Esto mostraría la ambivalencia de un padre que por un lado quiere que su hijo sea un triunfador y exitoso pianista y, por otro, que jamás abandone el hogar, perdiendo las oportunidades de especializar su talento a los lugares que le están dando esa oportunidad. Esto también estaría relacionado con el concepto de “doble vínculo” (Bateson et al, 1956) donde mensajes contradictorios provenientes de la “voz parental” podrían convertirse en un factor que afectaría negativamente la organización mental hasta el punto del colapso psicótico. La actitud del padre se podría entender por una formación y crianza intransigente y por la utilización (inconciente) del hijo como un medio para aplacar todas las carencias de su propia vida. Desde este punto de vista, es como si viera a su hijo como el “instrumento musical” que él nunca pudo tocar (en palabras del padre, el violín que su propio padre rompió ) convirtiendo a David en un objeto, en una cosa, carenciado de identidad personal, viéndose y pensándose exclusivamente en relación al padre (hijo y padre como uno solo); una identificación tan fuerte que anula a David haciendo que pierda su subjetividad y volviéndolo inepto socialmente, ocupando como única herramienta conocida su talento musical, aquel que finalmente lo salva y le permite conectarse y comunicarse con los demás a pesar de carencias emocionales que todavía no logran sanarse completamente. De acuerdo a lo dicho anteriormente, lo más importante es la pérdida del disfrute que tuvo David por la intransigente visión paterna, perdiendo capacidades y competencias que se desarrollan desde la infancia hasta las etapas posteriores. En esto último sería importante mencionar al psicoanalista ingles Donald W. Winnicott, quién menciona que la pérdida de la salud mental de una persona está dada cuando esta no es capaz de jugar y que la labor del terapeuta es generar todas las condiciones para que se recupere el disfrute y la capacidad de jugar. Jugar, tocar, y disfrutar haciéndolo, algo que David había perdido completamente, siendo una antesala a la pérdida de la cordura. En este caso, el arteterapia ocuparía un lugar central ya que genera las condiciones necesarias para poder crear y jugar, recobrando poco a poco lo perdido, el encuentro con uno mismo.

También creemos es importante agregar que el hecho que nos lleguen creencias de nuestros padres, abuelos, y un sinfín de personas relevantes de nuestra línea genealógica, de cierta manera van formando y modelando nuestra identidad; la idea, eso sí, no es que la absorban sino que sean la base y de acuerdo a nuestras vivencias posteriores y puntos de vista adquiridos podamos diferenciarnos para escribir nuestra propia historia, nuestra propia “partitura de la vida”. De lo contrario, corremos el riesgo de volvernos un objeto de expectativas y deseos ajenos como en el caso de David, anulándonos por completo. En definitiva, David presentaba, como dice Jacques Lacan, la imposibilidad de desear, siendo tan solo el deseo de Otro. Sin embargo, en el encuentro con un otro que me reconozca, que me sirva de espejo, se abre la posibilidad del reencuentro con lo propio. El arteterapia, en este sentido, es una valiosa herramienta para poder romper el destino, ese “somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros” del que habla Sartre.

Por último es importante mencionar que David a lo largo de su vida crea vínculos y es reconocido no solo por su talento musical, sino también por ser un hombre sensible, amoroso, humilde y creador de su destino, cosa que se ve reflejada totalmente al conmover a Gillian, su pareja, seducirla y lograr amar y ser amado como todos lo merecen, sin condiciones ni negociaciones. Con ella logra sentirse libre y canalizar toda su pasión artística y que su propio talento no se vuelva contra él sino que sea un expresión libre y verdadera de su ser; que logre expresarse y vitalizarse sin desfallecer o “caer eternamente” como dirá Winnicott. En los años de adultez, David tenía un apoyo, alguien que sostenía su ser, alguien que lo amaba y que lo besó cuando terminó el primer concierto que había hecho luego de muchos años. Era libre, amado y en este entorno renace su creatividad enterrada por años en delirios y voces en busca de alguien que las oyera y descifrara.

David lograba encantar a la gente, y despertar emociones y alegrías por su brillante poder de creación musical, la cual le permitió seguir perfeccionándose en el extranjero. Encuentra el amor gracias a su música, y le da un giro a su vida.

Sin duda David logra encontrar desarrollar su creatividad en la música pero más importante aún, su creatividad emocional a pesar de la adversidad.

Resultado de imagen para shine david helfgott

David y Gillian

https://cl.universianews.net/wp-content/uploads/sites/3/PUC-LOGO-624x306.jpg

 

Resultado de imagen para shine david helfgott

.

Ensayo

¿Qué Lugar tiene la Creatividad en la Salud Mental de David Helfgott?

Profesora: Pamela Reyes

Alumnas:

Paola Bizarro Apablaza

Daniela Contador Maldonado

Nicole González Quinteros

Carolina Guerrero Donoso

Natacha León Manríquez

 

Al establecer una relación entre creatividad y la salud mental de David Helfgott es importante entender y comprender primero qué es la creatividad. La definición que nos hace más sentido respecto a la película Shine (o Claroscuro, en español) es la del psicólogo cognitivo Jean Piaget, quien en 1964 señaló que la creatividad “constituye la forma final del juego simbólico de los niños, cuando éste es asimilado en su pensamiento”. Respecto a esto último se podría realizar un análisis a cabalidad acerca de cómo la creatividad comienza a surgir en David en la forma de una composición musical cuando logró finalmente tener una sensación de libertad, instancia en la que pudo oírse y sentirse como un ser humano real e individual, componiendo desde lo que sentía en su interior, logrando poco a poco adquirir la sensación de contención interna. Todo lo que fue visto como una personalidad extravagante o excéntrica se convirtió en su sello característico, lo que finalmente lo fue sanando y permitió la cicatrización de viejas heridas familiares, logrando a través de esto una vida plena con su esposa y el disfrute de su talento no como un deber o como una tarea que hay que cumplir por miedo al castigo sino que como una actividad gratificante y creativa. Este último aspecto, que fue donde giró gran parte la película, nos permite entender los comportamientos y actitudes de David, sus crisis y una parte de su vida con tratamiento psiquiátrico. Esto nos lleva a otro punto, es decir, a cómo la genialidad y la creatividad van de la mano aunque, en ocasiones, la primera trate de tener una relación más adrenalínica con la locura.

Antes de comenzar a profundizar acerca de la niñez de David, es importante mencionar los beneficios que trae a la vida de un niño el brindarle afecto y cuidado desde los primeros días de vida, incluso desde su concepción. Brindarle un espacio protegido para desarrollar y crear una vinculación amorosa de confianza con los padres para recibir desde este vínculo, a través de juego y el disfrute, aquellas habilidades sociales que le permitirán a futuro desenvolverse en su vida cotidiana como una persona adulta sana física y emocionalmente, capaz de existir desde su individualidad. La carencia de este espacio de amor incondicional es justamente uno de los aspectos negativos que podemos visualizar en la historia de David.

Respecto a la familia de David, podemos caracterizar a su padre como un hombre violento, deshumanizado, dominante y traumatizado por sus propias experiencias familiares. Su madre se observa como una mujer sumisa y anulada por la figura de su marido. Ambos tenían dos hijas más que para el padre casi no existían porque su mirada estaba fija en su único hijo hombre con el cual pretendía realizar todos sus anhelos y deseos frustrados. Respecto a esto último, la creatividad en la vida de David se expresaba con más libertad con aquellas personas con las que se sentía amado y libre como, por ejemplo, cuando jugueteaba con sus hermanas durante su infancia, en la relación con Katherine, la escritora, y con Gillian, la astróloga con quien luego se casa. Pero también creemos que la música, si bien estaba intervenida por la relación enfermiza con su padre, era un punto de creatividad, una pequeña luz que emergía en la oscuridad de esa relación. Una luz que su padre se encargaba de ensombrecer y que mantenía a David sumido en el delirio, la enajenación y la pérdida de su plena libertad de expresión artística, llegando a confesar en algún momento que la música le hacía daño.

David lamentablemente, o quizá afortunadamente, debió pasar por un sinnúmero de conflictos, sufrimiento y abandono por parte de su familia nuclear, especialmente por parte de su padre. Profundizando en esto se puede ver la manipulación de dos personajes tan castradores como egocéntricos: padre y luego maestro quienes, en cierta forma, lo utilizan en su inocencia. Pero David logra transmitir la magia del arte musical tocando como si no hubiera mañana (comentario que le transmite el maestro). Poniendo más énfasis en la relación entre David y su padre y cómo esto marca en gran parte su forma de pensar, sería importante ir a los inicios, a la infancia donde David es constantemente presionado por un padre autoritario y exigente para tocar acordes y piezas musicales vertiginosas y complejas (como la del afamado pianista Rachmaninov) pero con una condición que al principio es implícita y luego, cuando David quiere lograr su independencia, se vuelve explicita y se convierte en un latigazo mental que no es posible tolerarlo con facilidad por lo que se revela sutilmente; esta condición paterna es “David, si te vas jamás podrás volver a casa, no serás el hijo de nadie…”. Esto mostraría la ambivalencia de un padre que por un lado quiere que su hijo sea un triunfador y exitoso pianista y, por otro, que jamás abandone el hogar, perdiendo las oportunidades de especializar su talento a los lugares que le están dando esa oportunidad. Esto también estaría relacionado con el concepto de “doble vínculo” (Bateson et al, 1956) donde mensajes contradictorios provenientes de la “voz parental” podrían convertirse en un factor que afectaría negativamente la organización mental hasta el punto del colapso psicótico. La actitud del padre se podría entender por una formación y crianza intransigente y por la utilización (inconciente) del hijo como un medio para aplacar todas las carencias de su propia vida. Desde este punto de vista, es como si viera a su hijo como el “instrumento musical” que él nunca pudo tocar (en palabras del padre, el violín que su propio padre rompió ) convirtiendo a David en un objeto, en una cosa, carenciado de identidad personal, viéndose y pensándose exclusivamente en relación al padre (hijo y padre como uno solo); una identificación tan fuerte que anula a David haciendo que pierda su subjetividad y volviéndolo inepto socialmente, ocupando como única herramienta conocida su talento musical, aquel que finalmente lo salva y le permite conectarse y comunicarse con los demás a pesar de carencias emocionales que todavía no logran sanarse completamente. De acuerdo a lo dicho anteriormente, lo más importante es la pérdida del disfrute que tuvo David por la intransigente visión paterna, perdiendo capacidades y competencias que se desarrollan desde la infancia hasta las etapas posteriores. En esto último sería importante mencionar al psicoanalista ingles Donald W. Winnicott, quién menciona que la pérdida de la salud mental de una persona está dada cuando esta no es capaz de jugar y que la labor del terapeuta es generar todas las condiciones para que se recupere el disfrute y la capacidad de jugar. Jugar, tocar, y disfrutar haciéndolo, algo que David había perdido completamente, siendo una antesala a la pérdida de la cordura. En este caso, el arteterapia ocuparía un lugar central ya que genera las condiciones necesarias para poder crear y jugar, recobrando poco a poco lo perdido, el encuentro con uno mismo.

También creemos es importante agregar que el hecho que nos lleguen creencias de nuestros padres, abuelos, y un sinfín de personas relevantes de nuestra línea genealógica, de cierta manera van formando y modelando nuestra identidad; la idea, eso sí, no es que la absorban sino que sean la base y de acuerdo a nuestras vivencias posteriores y puntos de vista adquiridos podamos diferenciarnos para escribir nuestra propia historia, nuestra propia “partitura de la vida”. De lo contrario, corremos el riesgo de volvernos un objeto de expectativas y deseos ajenos como en el caso de David, anulándonos por completo. En definitiva, David presentaba, como dice Jacques Lacan, la imposibilidad de desear, siendo tan solo el deseo de Otro. Sin embargo, en el encuentro con un otro que me reconozca, que me sirva de espejo, se abre la posibilidad del reencuentro con lo propio. El arteterapia, en este sentido, es una valiosa herramienta para poder romper el destino, ese “somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros” del que habla Sartre.

Por último es importante mencionar que David a lo largo de su vida crea vínculos y es reconocido no solo por su talento musical, sino también por ser un hombre sensible, amoroso, humilde y creador de su destino, cosa que se ve reflejada totalmente al conmover a Gillian, su pareja, seducirla y lograr amar y ser amado como todos lo merecen, sin condiciones ni negociaciones. Con ella logra sentirse libre y canalizar toda su pasión artística y que su propio talento no se vuelva contra él sino que sea un expresión libre y verdadera de su ser; que logre expresarse y vitalizarse sin desfallecer o “caer eternamente” como dirá Winnicott. En los años de adultez, David tenía un apoyo, alguien que sostenía su ser, alguien que lo amaba y que lo besó cuando terminó el primer concierto que había hecho luego de muchos años. Era libre, amado y en este entorno renace su creatividad enterrada por años en delirios y voces en busca de alguien que las oyera y descifrara.

David lograba encantar a la gente, y despertar emociones y alegrías por su brillante poder de creación musical, la cual le permitió seguir perfeccionándose en el extranjero. Encuentra el amor gracias a su música, y le da un giro a su vida.

Sin duda David logra encontrar desarrollar su creatividad en la música pero más importante aún, su creatividad emocional a pesar de la adversidad.

Resultado de imagen para shine david helfgott

David y Gillian

PROPUESTA DE TALLER. “CONOCIENDOME CON OTROS”

 

https://cl.universianews.net/wp-content/uploads/sites/3/PUC-LOGO-624x306.jpg

.

PROPUESTA DE TALLER.

“CONOCIENDOME CON OTROS”

 

 

 

INTEGRANTES

NATACHA CAROLINA LEÓN MANRIQUEZ

DOMINIQUE DANIELA VOTTERO HERRERA

 

Descripción del contexto

El establecimiento educacional El Labrador fue fundado en el mes de agosto del año 1997, encontrándose ubicado en la calle Diego Portales Nº 1021 de la comuna de Victoria, IX Región del país. Cuenta con educación parvularia, enseñanza básica y enseñanza media (humanista-científica) con una matrícula estimada en 575 alumnos y una planta estable de 40 personas. En su gran mayoría, el alumnado proviene de familias del segmento económico medio-bajo, por tanto, con una condición de entrada de vulnerabilidad socio-económica. Dentro de los hitos relevantes del establecimiento, se puede mencionar que el año 2000, dada la crisis económica por la que atravesaba el país, el establecimiento tomó la decisión de becar en un 100% a todos sus alumnos, librándolos así de todo pago.

Respecto a la misión del establecimiento educacional, este se propone “…transformarse en un lugar de buena convivencia entre los agentes de ésta, para que sirvan de ejemplo en la vida cotidiana y futura de nuestros alumnos y alumnas, donde se cultiven los valores y hábitos fundamentales para el desarrollo integral del ser persona y donde el alumno y alumna pueda empaparse del conocimiento, la cultura y desarrolle las habilidades para enfrentar la vida inmediata”.

El rol que cumple el profesional o estudiante del Diplomado dentro del establecimiento educacional es el de Docente de Artes Visuales, impartiendo clases a los alumnos de primero a cuarto de enseñanza media, siendo su objetivo principal el vincular a los adolescentes con el arte de manera dinámica y cercana a fin que puedan contar con los conocimientos teóricos y prácticos esenciales acerca de esta forma de expresión humana.

Antecedentes generales del grupo objetivo

La población objetivo del presente taller corresponde a todos aquellos alumnos del colegio El Labrador que se encuentran cursando actualmente enseñanza media (es decir, aproximadamente en un rango de edad entre los 14 a 18 años), siendo estos un grupo mixto a nivel de género y, como se mencionó previamente, en su mayoría provenientes de grupos familiares con nivel socioeconómico medio-bajo, no contando con antecedentes de salud relevantes.

El taller se realizará en once sesiones distribuidas durante todo el año a fin de trabajar con todos los alumnos las temáticas centrales respecto a su etapa del desarrollo. El primer grupo de trabajo constará de 15 estudiantes, efectuándose el taller los días miércoles a las 17:30 pm en dependencias del establecimiento con previa difusión en la comunidad educativa.

Es importante señalar que el establecimiento escolar, al ser un lugar donde los adolescentes pasan la mayor parte del día, se convierte en el único espacio común donde pueden acceder a algún tipo de educación artística por el momento debido a que en la comuna no existe una oferta de talleres o grupos de trabajo artísticos; solo cuentan con un centro cultural con limitado funcionamiento y difusión popular. Este aspecto es relevante de considerar tomando en cuenta que los propios alumnos del establecimiento educacional han manifestado, en reiteradas ocasiones, su queja al colegio por la falta de actividades extraprogramáticas de carácter artístico y deportivo, protesta que muestra abiertamente que existe en ellos una motivación e interés por incluirse en algún tipo de actividad que les permita expresarse corporal y psicológicamente. Esto último nos permitiría augurar e hipotetizar que al generarse una difusión adecuada a nivel escolar, el presente taller podría convocar una gran cantidad de alumnos de enseñanza media motivados y con una asistencia regular a este, lo cual facilitaría el logro de los objetivos propuestos.

 

Fundamentación

El presente taller ha sido concebido con un carácter preventivo, es decir, abordando aquellas temáticas fundamentales y transversales a todos los alumnos que atraviesan por la etapa de la adolescencia y que se encuentran en el complejo proceso de construcción de su identidad. Entre estas temáticas, asociadas a la formación de la personalidad, y específicamente de la identidad, se encuentran la autoestima, autoconocimiento, la orientación vocacional, autocuidado, relación con los demás, entre otros.

El carácter preventivo de este proyecto se fundamenta en la abundante evidencia empírica, a través de investigaciones tanto nacionales como extranjeras, que consideran a la adolescencia como una etapa vulnerable y sensible (producto de las crisis normativas que conlleva) en lo que respecta a la aparición de problemas de salud mental y trastornos psiquiátricos, siendo la prevención y promoción de entornos saludables y el trabajo interdisciplinario además de la coordinación entre los distintos entornos en los que se encuentra incluido el adolescente fundamental para poder favorecer la higiene psicológica de este grupo etario (Vicente et al, 2012).

La utilización del arteterapia como herramienta de abordaje y trabajo con los adolescentes en torno al tema de la construcción de la identidad se fundamenta principalmente en que esta se sirve de los procesos de comunicación no verbal (artes plásticas, música y expresión corporal), los cuales permiten el desarrollo y potenciación de los procesos simbólicos favorecedores tanto de la expresión de los sentimientos propios –siendo esta cualidad una de las bases de la autoestima- como del reconocimiento de los procesos expresivos en los otros, aspecto que favorece los intercambios sociales positivos (Moreno, 2007; Rodríguez, 2007).

Es fundamental para el individuo en desarrollo el poder identificarse con lo que hace, conocerse, expresar lo que siente y ser partícipe del mundo que le rodea para poder desarrollar aptitudes positivas hacia sí mismo y hacia los demás, es decir, ser un agente activo en el proceso de autoidentificación e identificación con los otros a fin de poder adaptarse satisfactoriamente al entorno social y contribuir a este de alguna manera constructiva, siendo el arteterapia y la educación dos instancias o espacios donde estas necesidades evolutivas pueden tomar centralidad. En lo que respecta al papel del arteterapia, el que esta pueda facilitar una visión creativa de la vida, brindando amplitud de miras y un gran abanico de posibilidades y alternativas, además de ofrecer (sin obligar) las herramientas adecuadas para conocerse a sí mismos y a los otros, permite que aquellas variables intervinientes en la conformación de la identidad puedan abordarse de manera segura y no impositiva, favoreciendo la creatividad y la comunicación (Rodríguez, 2007).

Considerando que la adolescencia trae consigo un desarrollo considerable de los procesos de abstracción y de la fantasía (Papalia, 2009) es que la actividad artística y la arteterapia se convierten en medios idóneos para trabajar en los procesos psicológicos y afectivos de esta etapa y además, por la facultad que presenta el arteterapia de variar, repetir y hasta destruir a voluntad la propia obra como representación de otros procesos mentales subyacentes que pueden ser explorados con plena libertad. Así, las relaciones interpersonales, el bienestar personal, la autoestima, la comunicación, el auto-conocimiento pueden ser elaborados mediante la obra artística ya que esta proporciona un importante medio visual que es a la vez signo de uno mismo y del objeto que representa (Martínez, 2006).

Para Marxen (2011), los objetivos generales del arteterapia como método se pueden resumir en los siguientes: la utilización del arte como vehículo para la mejora social, física, psíquica y personal; el fomento de la creatividad y como instrumento de auto-conocimiento y mejora personal, además como refuerzo del sí mismo y de la autoestima. Para Martínez (2006) el arteterapia no elimina los problemas, pero puede ayudar a enfrentarlos y a saber vivir con ellos, siendo una salida distinta que nos permite transcribir por medio de formas, colores, objetos y símbolos, todas aquellas emociones y sentimientos que entretejen nuestros pensamientos, nuestras relaciones y todas aquellas historias que narran nuestras vidas.

En este sentido, y tomando lo planteado por Marxen (2011), Martínez (2006) y Rodriguez (2007), es que el arteterapia se vuelve una herramienta fundamental para explorar y trabajar el proceso de conformación de la identidad en adolescentes, siendo la autoestima, la autoobservación, el conocimiento del otro, la integración personal y social y el proceso de identificación algunos de los pilares sobre los que esta se cimienta, pudiendo abordarse estos aspectos de distintas maneras sin recurrir al lenguaje hablado como única carretera hacia la intimidad y al encuentro con uno mismo.

En las últimas décadas, un gran cúmulo de investigaciones en materia del desarrollo humano se ha centrado en el estudio de la adolescencia y variables asociadas a esta. Sin embargo, todas ellas concuerdan en que esta es una etapa compleja y crítica, donde se deben resolver muchas de las conflictivas y crisis que favorecerán una adultez saludable y adaptada. En este sentido, una de las definiciones que pudiesen ayudar a su comprensión desde la mirada del arteterapia sería la brindada por Martínez (2006) quien considera a la adolescencia como “el período de la ambigüedad, de la elección a hacer, de ruptura (rehúsa a menudo hacer su trabajo escolar, rehúsa el contacto social, rehúsa aceptar su cuerpo tal como es, etc.) de un corte de dependencias (el núcleo familiar, los ideas de los padres, la escuela, etc.), de buscar, descubrir, experimentar pero raramente solo (…) es ante todo una crisis de la identidad donde el joven debe intentar adaptarse a las nuevas demandas del mundo exterior sin confundirse”. Al hablar de identidad en crisis, se debe sin duda abordar este concepto desde su creador, el psicoanalista norteamericano Erik Erikson, quien en su trabajo de 1968 titulado “Identidad, juventud y crisis” considera la identidad como una toma de conciencia del individuo, de su constancia de sí mismo y su continuidad en el tiempo, además de incluir el reconocimiento de esa identidad del sí mismo y su continuidad temporal en los otros externos a él”. Junto a lo anterior, Akhtar & Samuel (1996) consideran que la identidad consolidada posee componentes fundamentales como el tener una determinada adecuación a lo esperable para su género (identidad de género), una determinada orientación sexual (identidad sexual), una conciencia realista acerca de su propio cuerpo (identidad corporal), una determinada identificación con los preceptos étnicos, culturales y sociales (identidad sociocultural) y un sentido de pertenencia a un grupo etario.

Partiendo de lo anterior, Erikson considera que la adolescencia es la etapa donde la construcción y consolidación de la identidad es uno de los desafíos fundamentales, aunque para transitarla de manera adecuada previamente se debe vivir una crisis de identidad que sería normativa, donde el adolescente se replantea su vivencia personal y comienza a incorporar del medio aquellos elementos que constituirán su sí mismo definitivo y a dejar paulatinamente aquellos vestigios de su infancia. Sin embargo, muchos adolescentes no logran salir airosos de esta crisis, pudiendo convertirse el resultado en foco de patologías graves de la personalidad entrado en la adultez.

Siguiendo lo propuesto por Martínez (2006) en el sentido que el adolescente nunca emprende su construcción de identidad solo, sino que incluido en un grupo (familiar, social, educacional, pero por sobre todo, de pares) es que el trabajo en grupo en las sesiones del taller que se realizará puede reducir el sentimiento de aislamiento y desconexión. Ver una evolución en los otros miembros del grupo, en el sentido de avanzar y pensar en sus problemas, puede ser también muy estimulante, pues puede encontrar un rol para jugar en el seno del grupo donde puede volver a trabajar las dinámicas familiares de una forma metafórica y menos amenazante.

 

Objetivo general

Potenciar y desarrollar, por medio de materiales y técnicas artísticas, es decir, de la actividad plástica y lúdica, aquellos factores influyentes en el desarrollo saludable de la identidad del adolescente, facilitando la construcción de un espacio de escucha y dialogo que estimule la expresión de sus experiencias y emociones.

Encuadre

Primero, es importante considerar que se realizaron las sesiones del taller en la sala de electivo de artes visuales de enseñanza media por considerarse más acogedora y con un espacio apto y propicio para las actividades diseñadas, la cual será avisada con anterioridad a los alumnos a través del medio de difusión escolar habitual. Estas sesiones se realizaran los días miércoles a las 17:30 horas con una duración de 60 minutos en los cuales se definirá el inicio, desarrollo y el posterior cierre de la sesión, siendo las actividades de cada sesión previamente diseñadas y analizadas por los monitores si es que son aptas para los adolescentes. Respecto a estas últimas, los facilitadores a cargo deben permitir la expresión artística y lúdica libre de los alumnos y poner a disposición de estos los materiales que serán ocupados en cada sesión, mostrando una actitud contenedora y solicita durante todo momento.

Durante la primera sesión se explicará de qué se trata este taller y cuál es su objetivo fundamental, indicando los horarios, duración de las sesiones y lugar donde se llevarán a cabo, respondiendo oportunamente a las inquietudes o dudas que vayan apareciendo de manera de dar estructura al taller y que se pueda lograr el objetivo propuesto. También se explicará qué es un espacio confidencial, es decir, dejando claro y explícito que todo lo que ocurra allí no será difundido fuera de ese lugar, favoreciéndose así que los participantes se sientan más tranquilos y confiados en entregar sus opiniones o expresar sus sentimientos, pudiendo el facilitador considerar y sugerir la derivación a un profesional pertinente, previo acuerdo con el adolescente, en caso que existan asistentes con dificultades más graves que las temáticas vistas en el taller.

Es importante mencionar que el criterio de inclusión central para pertenecer al taller es ser alumnos de enseñanza media del colegio El Labrador, quedando excluidos los padres o docentes de los alumnos además de aquellos cursando enseñanza básica. También, en la primera sesión se realizaran acuerdos co construidos.

En este punto cabe señalar algunas de las indicaciones que hacen Rodríguez y Troll (2004, citado en Martínez, 2006) para el uso del arteterapia con adolescentes: aceptar resistencias, no acosar, animar en las decisiones de grupo, expresarse por medio de metáforas evocadas por el adolescente (es decir, utilizar el mismo lenguaje y palabras del adolescente), ser tolerante con la ambivalencia afectiva propia de la etapa evolutiva que pueden mostrar los adolescentes, es decir, mantenerse firme y comprensivo cuando un adolescente rechace momentáneamente a algún facilitador, dejando tiempo para que este pueda acercarse de nuevo; estar atento a lo “profundo” de eso que pasa y no simplemente preocupado de llevar juicios superficiales tales como: positivo y negativo, entre otros.

 

Vista general de sesiones

Objetivo Materiales Actividades
1 Brindar un espacio de conocimiento grupal
  • Materiales de reutilización.
  • Papel de diario, revistas, cartones.
  • Témperas, acrílicos, plumones, lápices de colores
  • Pegamento, tijeras.
  • Telas, lanas agujas, botones.
Inicio

  • Presentación del taller
  • Explicar los contenidos y el objetivo
  • Se comenta el encuadre y los acuerdos co construidos
  • Se realiza una actividad de relajación

Desarrollo

  • Los adolescentes se encuentran ubicados en círculo y al medio hay dispuestos materiales para que puedan presentarse al grupo y desarrollen la pregunta ¿Cómo me siento hoy?

Cierre

  • Reflexión grupal acerca de lo trabajado, que estará a cargo de una psicóloga y una licenciada en arte.
2 Favorecer la formación de vínculos entre los participantes
  • Papel de diario, revistas, cartones.
  • Témperas acrílicos, plumones, lápices de colores, cinta adhesiva.
  • Pegamento y tijeras
  • Telas, lanas, agujas, botones.
Inicio

  • Actividad de relajación.

Desarrollo

  • Se divide al grupo por la mitad de manera aleatoria. Cada grupo tendrá que crear un regalo con los materiales disponibles al otro grupo y luego formar una unidad de lo realizado por los dos grupos.

Cierre

  • Reflexionan y comparten la experiencia del taller.
3 Potenciar la capacidad creativa como sustento del autoconocimiento
  • Block.
  • Lápices grafito.
  • Lápices de colores.
  • Goma.
  • Plumones.
  • Materiales utilizados en la primera sesión.
Inicio

  • Actividad de relajación.

Desarrollo

  • La semana pasada se les solicitó traer un objeto significativo, el cual presentarán al grupo.
  • Crear una obra individualmente a partir de sus propios nombres, comentando en grupos pequeños y luego en plenario.
  • Individualmente, a través de los materiales presentados, responder a la pregunta ¿Quién soy? y lo dibujan. Esto será utilizado para el Mural

Cierre

  • Reflexión grupal acerca de lo trabajado.
4 Explorar las expectativas acerca de su futuro.
  • Block.
  • Lápices grafito.
  • Lápices de colores.
  • Goma.
  • Plumones.
Inicio

  • Actividad de relajación.

Desarrollo

  • Individualmente, y con los materiales disponibles, dibujan respondiendo a la pregunta ¿Qué quiero alcanzar? Esto será utilizado en el Mural que se realizará posteriormente.

Cierre

  • Se reflexiona en grupos pequeños y luego en el plenario.
5 Favorecer y potenciar la autoestima a través del vínculo con el otro
  • Una venda.
  • Lápices.
  • Hoja de block.
Inicio.

  • Actividad de relajación.

Desarrollo.

  • En grupos pequeños, se dispone a una persona sentada al medio del grupo, se le vendan los ojos y los que están alrededor uno por uno comienzan a expresarle los aspectos positivos que ven en él o ella. Termina la actividad cuando todos hayan pasado por la misma actividad.

Cierre.

  • Reflexión en los grupos pequeños y luego en plenario.
6 Promover y favorecer el sentido de pertenencia I
  • Planchas de trupán.
  • Látex blanco.
  • Rodillos.
  • Bandejas.
  • Lápices grafito.
  • Dibujos.
Inicio

  • Actividad de relajación

Desarrollo

  • Diseñar el mural en conjunto con las creaciones realizadas en la actividad 3 y 4. El soporte será realizado previamente por las facilitadoras, ya que representa, simbólicamente, la contención de las experiencias de los adolescentes por parte de las monitoras.

Cierre

  • Reflexión grupal acerca de lo realizado a través de un plenario.
7 Promover y favorecer el sentido de pertenencia II
  • Soporte preparado.
  • Lápices grafito.
Inicio

  • Actividad de relajación.

Desarrollo

  • Traspasan diseño a plancha de trupán.

Cierre

  • Reflexión grupal acerca de lo realizado a través de un plenario.
8 Promover y favorecer el sentido de pertenencia III
  • Látex blanco, negro, rojo, azul y amarillo.
  • Bandejas y tarros.
  • Rodillos, brochas y pinceles.
Inicio

  • Se comienza con actividad de relajación.

Desarrollo

  • Comienzan a pintar mural.

Cierre

  • Comentan en grupos.
9 Promover y favorecer el sentido de pertenencia IV
  • Látex blanco, negro, rojo, azul y amarillo
  • Bandejas y tarros
  • Rodillos, brochas y pinceles
Inicio

  • Se comienza con actividad de relajación.

Desarrollo

  • Continúan pintando el mural.

Cierre

  • Comentan grupos.
10 Promover y favorecer el sentido de pertenencia V
  • Látex blanco, negro, rojo, azul y amarillo
  • Bandejas y tarros
  • Rodillos, brochas y pinceles
Inicio

  • Se comienza con actividad de relajación.

Desarrollo

  • Continúan y terminan de pintar el mural.

Cierre

  • Comentan en grupos.
11 Integrar los aprendizajes.
  • Taladro
  • Tornillos
  • Tarugos
Inicio

  • Se comienza con una actividad de relajación.

Desarrollo

  • Los adolescentes escogen un lugar significativo en el colegio que tenga las condiciones y que esté disponible para la instalación del mural y lo fijan a la pared.
  • Observan fotografías del proceso.

Cierre

  • Reflexionan acerca de todo el taller.

Describir en detalle una sesión.

Taller “Conociéndome con otros”

Sesión Objetivo: Potenciar la capacidad creativa como sustento del autoconocimiento.
3 Inicio

  • Se comienza con una actividad de relajación mediante respiración guiada en un ambiente acogedor, con una música suave y relajante, con un aroma especial y decorado con las creaciones realizadas anteriormente por los adolescentes. En la respiración guiada, los facilitadores solicitan respirar profundamente poniendo atención a cómo reacciona cada parte de nuestro cuerpo para relajarse poco a poco con los ojos cerrados y en un lugar elegido que sea cómodo. Luego pedir que visualicen una luz del color que ellos elijan que sea revitalizante y que entre a su mente y les de calma y tranquilidad, luego esa luz ira viajando por todo el cuerpo lentamente de manera que va revitalizando, calmando y equilibrando poco a poco cada lugar de sí mismos: “Cuando llegues a los pies, siente como esa luz te inunda por completo, comienza a mover lentamente cada parte de tu cuerpo con esa luz y lentamente abre los ojos y levántate”.

Desarrollo

  • La semana pasada se les pidió a cada uno traer música significativa en un pendrive o enviarla anteriormente por correo además de un objeto significativo que se utilizará en la sesión de hoy. Se les dice que cada uno saque el objeto significativo que trajo y se lo muestre a los demás compañeros y diga por qué es significativo para él o ella. Luego que todos se presentan se les pone de música de fondo la música que trajeron y se les pide que con los materiales que están al centro de la sala, que son los mismos que se pusieron en la primera sesión, los utilicen para realizar una obra individualmente a partir de su nombre, lo que posteriormente se comentará en grupos pequeños de cuatro o cinco personas. Finalmente, con los lápices, plumones y el block que estarán a su disposición individualmente, a través de los materiales, responderán a la pregunta ¿Quién soy? y lo dibujan. Este dibujo será utilizado posteriormente en el Mural. Finalmente comentan esto en grupos pequeños.

Cierre:

  • Finalmente, se realiza una reflexión con todos los adolescentes del taller acerca de todas las actividades realizadas en la sesión, dando libertad para que expresen sus opiniones y mencionen cómo se sintieron con la actividad. Por último, se agradece a todos por haber asistido y se les motiva para asistir la próxima sesión.

Resultados

Las expectativas al finalizar el taller es fundamentalmente lograr el objetivo propuesto en un inicio, es decir “Potenciar y desarrollar, por medio de materiales y técnicas artísticas, es decir, de la actividad plástica y lúdica, aquellos factores influyentes en el desarrollo saludable de la identidad del adolescente, facilitando la construcción de un espacio de escucha y dialogo que estimule la expresión de sus experiencias y emociones”. Al ser un taller de carácter preventivo para los adolescentes, considerando aquellas temáticas que son transversales en esa etapa del desarrollo, se espera que los adolescentes puedan aprender de la experiencia de autoconocimiento y de pertenencia en el vínculo con otro, pudiendo servir la presente actividad para poder apuntalar y acompañar en el complejo proceso de desarrollo de su personalidad.

 

Referencias bibliográficas

  • Akhtar, S. & Samuel, S. (1996). The concept of identity: developmental origins, phenomenology, clinical relevance and measurement. Harvard Review of Psychiatry, 3(5): 254-267.
  • Erikson, E. (1968) Identidad, juventud y crisis: Buenos Aires: Paidos.
  • Martínez, N. (2006). Nuevas herramientas para la intervención terapéutica con menores con trastornos de conducta: Arteterapia. Extraído de http://www.obelen.es/upload/232G.pdf
  • Marxen, E. (2011). Diálogos entre arte y terapia. Barcelona: Gedisa.
  • Moreno, N. (2007). Arteterapia y adolescentes: promoviendo la expresión emocional de los conflictos con la autoridad. Memoria para optar al curso especializado en Terapias de Arte,
    mención Arte Terapia. Universidad de Chile. Disponible en www.cybertesis.cl/tesis/uchile/2007/moreno_n/sources/moreno_n.pdf
  • Papalia, D. (2009). Psicología del desarrollo: de la infancia a la adolescencia (XI edición). México: McGraw-Hill.
  • Rodríguez, E. (2007). Aplicaciones del Arteterapia en aula como medio de prevención para el desarrollo de la autoestima y el fomento de las relaciones sociales positivas. Papeles de arteterapia y educación artística para la inclusión social, 2 (2007), 275-291.
  • Vicente, B., Saldivia, S., De la Barra, F., Melipillán, R., Valdivia, M., & Kohn, R. (2012). Salud mental infanto-juvenil en Chile y brechas de atención sanitarias. Revista médica de Chile140(4), 447-457.

BITACORA N° 9 “MUÑECOS EN MOVIMIENTO”

 

https://cl.universianews.net/wp-content/uploads/sites/3/PUC-LOGO-624x306.jpg

.

BITACORA N° 9

 

“MUÑECOS EN MOVIMIENTO”

 

La clase de un lluvioso día de agosto trató acerca del arte de los muñecos y sus múltiples implicancias, usos y funciones. La relatora, Andrea Markovits, nos permitió conocer este mundo nuevo de manera sutil pero profunda, dejándonos a cada una la tarea de experimentar y ser curiosas acerca de este nuevo aprendizaje.

Dentro de los aspectos teóricos, la exposición comenzó con una definición que permitió esclarecer qué eran los muñecos, pudiendo definirse estos como “objetos” expresivos capaces de actuar, sanar y expresar. A mí, que siempre me ha maravillado el mundo del psicoanálisis, me llamó la atención y me permitió comprender más lo anterior aquella definición de la psicoanalista suiza Madeleine Rambert, quien en la década de los años 30 ocupó en su práctica psicoterapéutica con niños a los títeres para tratar las llamadas “neurosis infantiles”: “El títere es un medio de transferencia precioso que facilita la expresión de los sentimientos inconscientes del niño. Es de alguna manera el cuerpo material en el que el niño proyecta su alma«. Por otro lado, comprendí que el muñeco tiene una naturaleza frágil y estética, pero entendiendo que la estética en esta dimensión no se refiere al consenso social acerca de lo que es bello, sino a lo que es armonioso y a lo que está en vinculación con su contexto, entendiendo también que, por esta razón, también existe una estética de la fealdad y de lo ominoso.

Las funciones y utilidades que presenta el arte de los muñecos son múltiples e inclusivas (por ejemplo, terapéutica, pedagógica, comunitaria, teatral y mágico-ritual) y permiten trabajar con todo tipo de poblaciones y personas, ayudando así a superar el elitismo y esnobismo asociado a ciertas formas de arte que esta enquistado, lamentablemente, desde hace mucho tiempo en nuestra sociedad, permitiendo sacar este arte a la calle, dándole un énfasis comunitario y de vinculación con la diversidad en su máxima expresión. Este arte propone el acercamiento a la experiencia humana como “un camino desde el silencio”, marcando una diferencia con otras formas artísticas más rimbombantes y “bulliciosas”. De acuerdo a lo anterior sería importante pensar ¿Por qué este arte no se conoce tanto en Chile? ¿Será por su misma tendencia a trabajar desde el silencio? Quizás, si se utilizará más tendríamos personas más conectadas con su experiencia en nuestra sociedad, con más herramientas para tratar de tolerar las frustraciones de la vida y para aprovechar las oportunidades que esta da. Junto a esto, está el hecho que trabajar con muñecos nos permite un nivel de autoconocimiento mayor y a ver nuestros conflictos de una manera mucho más segura (debido a la paradoja que implica que el muñeco, en su función de mediatizador, exprese el conflicto pero, a la vez, desde una segura distancia tanto con el observador como con aquel que se encuentra en la oscuridad moviendo los hilos) con la esperanza que estos algún día se esfumen y nos permitan respirar en libertad.

Por último, es importante mencionar que el trabajo con muñecos es un arte minucioso, agotador y que requiere precisión motriz y disciplina de parte del artista. Dentro de los aspectos técnicos de la manipulación se debe considerar respiración, foco, atención a los sentidos, movimiento, equilibrio y la relación que se establece con el muñeco. Aquí es importante citar nuevamente a Stephen Mottram quien nos hace el siguiente consejo: “manipulemos con cautela y habilidad, para que las marionetas adquieran una apariencia de vida y un aura de inquietante extrañeza”.

Luego de ahondar en todo este mar de conceptos y reflexiones considero que mi definición propia de muñeco es “un objeto que permite la expresión y que entrelaza las distintas variables de un contexto o suceso y que, en ocasiones, puede seguir el camino del silencio»

Respecto al aspecto más procedimental y experiencial de las clases, aquello que más me cautivo y me enamoró del arte de los muñecos fue cuando Andrea Markovits y su asistente nos mostraron la manipulación de un simple trozo de tela, inerte e inerme hasta ese momento, pero que luego tomó el aire de vida. Esta experiencia maravillosa me permitió acceder a un mundo mágico y volátil; me sentí como cuando escucho mi música preferida o cuando alguien me susurra en el oído algo encantador con delicadeza y elegancia.

También realizamos ejercicios de respiración, relajación y otros para mantener el foco con el muñeco, conectándonos con las otras compañeras. En esta etapa de la clase, debo confesar, no me sentí muy cómoda quizás porque siempre me maravilla más observar y pensar que moverme. Sin embargo, momentos después, cuando utilizamos nuestra tela y empezamos a ejercitar lo aprendido, primero logrando que el muñeco respirara y luego que se fuera levantando con sutileza, volví a maravillarme con el mundo del muñeco y de a poco le fui dando vida y me sentí liviana y en ese momento estaba tan concentrada que cuando se dio la instrucción de hacer que el muñeco se moviera y se vinculara con el muñeco de otra compañera volví a sentir esa incomodidad indescriptible de la obligación de hacer algo contra mi voluntad. Luego de eso, cada una de nosotras, con los materiales y las fotografías que trajo, tuvo que realizar un muñeco. Yo lleve fotografías de mi pololo que ha caminado conmigo entre arcoíris y tempestades por cuatro años; me costó realizar el muñeco porque siempre me ha gustado el arte más abstracto, el arte de símbolos. Quizás me hubiese sentido más cómoda trabajando siempre con la tela ya que con los movimientos adquiere una postura más ligera, quizás hasta más genuina, que una fotografía. Terminé mi muñeco y no me gustó tanto como quedó, quizás porque cuando hay que hacer algo más concreto trato de convertirlo en algo más abstracto, más mágico, pero al darle esa característica era más difícil su manipulación. Quizás el hecho de realizar el muñeco me volvió tensa, pero cuando tuvimos que reunirnos en grupo para realizar una historia, las otras cuatro compañeras me relajaron y me permitieron ver la situación como algo entretenido y no como algo que requería seriedad o profundidad absoluta. En ese momento vi la dimensión terapéutica del trabajo con muñecos y el proceso se convirtió en algo más sanador y liberador que el resultado en sí mismo. Nuestra historia fue sencilla, sin grandes artefactos o procesos de iluminación, quizás más minimalista pero con la esencia de cada una tratando de proyectar nuestras inquietudes y vivencias. Luego vimos el trabajo de las otras compañeras, cada proyecto con su esfuerzo, estilo y forma de ver el mundo.

 

Finalmente, puedo concluir que el trabajar con muñecos me produce ciertas ambivalencias personales. Sin embargo, nunca olvidaré la clase y, en caso que un día cualquiera alguien me hable de los muñecos, lo miraré desde otra perspectiva, con más conocimiento y todas las aristas que este hermoso arte tiene. Quizás le mencionaré a esa persona algo que aprendí, en un lluvioso día de agosto en Villarrica, de alguien que trabajó en Israel y que mostraba su arte con pasión; alguien que trabaja en convertir el arte en arte-sanía…

 

BITACORA N° 8 “REENCANTAR”

 

https://cl.universianews.net/wp-content/uploads/sites/3/PUC-LOGO-624x306.jpg

.

BITACORA N° 8

 

“REENCANTAR”

Me gustaría empezar con una frase que me hace mucho sentido “el profesor tiene que ser como el artista y reencantar a sus alumnos”, es decir, si todos los profesores buscaran esta finalidad o se preocuparan de todos los detalles al momento de realizar una clase tendríamos personas más soñadoras, libres y motivadas que es lo que falta actualmente en nuestra sociedad; encontrar personas que vibren con lo que hacen y que busquen herramientas para dejar una marca con su labor. Ya no queremos “figuritas Lego”, autómatas, que otros piensen por ellos y que se sientan tan confundidos cuando les pregunten ¿Qué deseas? ¿Cómo eres? ¿Cuál es tu misión en la vida? Queremos personas que luchen por sus ideales y que no teman en ocasiones a su propia individualidad. Queremos personas que dejen su marca en el mundo y que esta perdure sirviendo como inspiración para las próximas generaciones, es decir, hacer de nuestra vida una historia que se pueda leer una y mil veces sin pensar ¿Por qué no lo hice? Por eso encontré interesante esta clase, porque nos permitió comprender qué era el arteterapia y acercar este conocimiento a la educación.

Respecto del arteterapia, pudimos ver que se puede utilizar en diferentes contextos y con diferentes personas y lo importante que es saber que así como uno opera en lo creativo es como uno opera en la realidad y que de la actividad de elegir, en definitiva, se está eligiendo su mundo. Donde se puso más énfasis en esta clase es el hecho que en arteterapia no es importante el producto en sí mismo como relacionado con el aspecto estético, sino que el PROCESO por eso es importante no catalogar alguna obra como “bonita” o “fea” porque lo importante es cómo se comunica la persona con los materiales y muestra su mundo interno y lo simbolisa, ya que todos somos un discurso y jugamos roles pero lo importante es no quedarnos entrampado en ello.

También es importante mencionar que como psicóloga y fascinada con el enfoque psicoanalítico, el arteterapia me hace mucho sentido, es decir trabajar desde lo simbólico, desde ese espacio que muchas veces no se es consciente, lo que provoca que uno ya no sea ingenuo a la realidad, siendo capaz de comprenderla y entender que todo tiene un ¿Por qué?, nada es inocuo, todo forma parte de nosotros en relación con el mundo y que depende en gran medida de nosotros el enfoque que le damos a nuestra vida.

Además en esta clase pudimos entender que es muy importante la elección de los materiales por lo que es importante que sepamos a que grupo objetivo nos dirigimos, ya que las sensaciones que producen los materiales en poblaciones específicas pueden producir recaídas o entramparnos en el proceso terapéutico. Respecto al contexto educacional también me quedo con el hecho de que el arteterapia no es impositivo, es un facilitador para el trabajo del niño en un proceso de aprendizaje pero también de contención ya que tienen que ir ambas de la mano, pues a veces cuando no se demuestra contención y amor es muy difícil lograr un aprendizaje integral. En ocasiones la contención es el único objetivo a tratar, como un abrazo cálido al mediodía cuando ves que las notas musicales solo tocan do menor o recibes una sonrisa cuando el viento y las frustraciones de la vida dejan una sensación amarga que te incomoda y no te deja pensar. Por eso el arteterapia también facilita que se produzcan los procesos cognitivos. Entonces con todo esto ¿Quién podría decir que el arteterapia no funciona? o que solo consiste en los “libritos de arteterapia” que venden en la librería y que solo sirven para colorear. El arteterapia va más allá y es por eso que yo considero que hay que darle más espacio. Pero el arteterapia es sabia; va bajo perfil avanzando de manera cautelosa poco a poco.

Respecto a las actividades que realizamos, la primera fue cuando llegamos y habían objetos puestos en diferentes pañitos y tuvimos que elegir el que más nos resonara. En mi caso elegí un reloj de arena de manera intuitiva porque en ese momento sentía que estaba con tantas cosas y tenía que rendir, que para cumplirlas siempre estaba el factor tiempo en mi mente con preguntas tales como ¿Cuántos minutos quedan? ¿Qué hora es? ¿A qué hora tenía que terminar esto? Entonces fue el objeto que más me resonó y me gusto también escuchar a mis otras compañeras por qué elegían sus objetos. Algunas de manera más fría y otras con una emocionalidad que se desbordaba, lo que permite ver que a pesar que sean dinámicas de presentación tienen que ser en un espacio de contención y con un profesional competente porque en toda actividad e intervención puede aparecer algo complejo y distante de lo que en ocasiones se espera. En mi caso, me sentí cómoda con la actividad. Luego se realizó otra actividad en que tuvimos que utilizar recortes previamente elegidos y ponerlos en una hoja de block ocupando materiales como la pintura. Yo trate de no “analizar” y elegí una imagen de un dragón que se muerde la cola (el uroboros) y luego empecé a trabajar con los acrílicos en manera circular. Fue una actividad muy relajante y en el momento de la reflexión grupal donde cada uno mostraba su creación fluyó todo muy bien y cuando terminó la actividad busqué significados de por qué había realizado eso, pero finalmente me quedo con la libertad que da el crear y cuando uno realiza las actividades de arteterapia se enfoca en el presente y en lo activo que es un PROCESO de creación.

BITACORA N° 7 “MEDITA Y SERAS LIBRE DE TUS PESARES”

 

 

https://cl.universianews.net/wp-content/uploads/sites/3/PUC-LOGO-624x306.jpg

.

BITACORA N° 7

“MEDITA Y SERAS LIBRE DE TUS PESARES”

La ultima clase del año del diplomado con un clima ambivalente igual que lo que pasa muchas veces con los cierres o las etapas, exploramos las técnicas expresivas y su uso como medio de relajación y meditación. Fue la primera clase en la que trabajamos cerca del lago lo que da otra perspectiva de la actividad, tuvimos que ir con el block y un carboncillo para hacer tres dibujos basados en consignas entregadas en la sala de clase, la primera era “focaliza tu atención en un punto del entorno e intenta captar sus formas a través del carboncillo” para realizar esta consigna me senté al frente del lago y focalice mi atención en una gran piedra que estaba rodeada de agua, era una especie de isla y empecé a hacer trazos que mostraban la esencia de lo que estaba viendo, la segunda consigna fue “focaliza tu atención en un punto del entorno y dibuja su movimiento, de acuerdo a esta consigna empecé a realizar trazos curvos pero el movimiento era más del agua que de la piedra que se encontraba inmóvil, y la última consigna fue concéntrate en tu hoja de papel y dibuja el sonido ahí también comencé hacer trazos curvos, en esta actividad me sentí relajada focalizando mi atención en el entorno y observaba los pensamientos que me aparecían en ese momento pero sin juicios lo que me relajaba enormemente viviendo una experiencia más del sentir que del pensar. La ultima instrucción es que eligiéramos algo del entorno y lo lleváramos a la clase yo lleve una flor color coral y luego ocupamos esa flor como referencia para realizar otro dibujo, pero en esta actividad además utilizábamos temperas lo que le dio otro toque a la actividad. Finalmente se hizo una reflexión grupal de la actividad y principalmente dentro de las ideas apareció la importancia de darse cuenta del ruido mental, despejarse de cierta manera, observando lo que pasa en nuestra mente, aceptarlo y volver a focalizar nuestra atención.

También realizamos una actividad con globos, primero inflando los globos, sintiendo la respiración, después tirarlos hacia arriba y entre todas tratar que no se cayeran al suelo esta actividad me hizo volver a mi infancia cuando era más activa y corría mas riesgos, después inflamos dos globos del tamaño de la mano y teníamos que hacer masaje a una compañera en la espalda y luego en el contorno del cuerpo, esta actividad me sentí incomoda y me puse tensa, esperando que terminara rápido.

Respecto a los temas que vimos en clases hablamos de la demencia, del Alzheimer y el estrés y el estado de alerta que se produce en este último porque no tienen la certeza de un “yo” que finalmente es nuestra historia, nuestros recuerdos en mi caso considero que es lo más importante. También comentamos la película Shine o Claroscuro y vimos algunas escenas significativas para realizar el trabajo grupal para responder a la pregunta ¿Qué lugar tiene la creatividad en la salud mental de David? mostrando como los factores y condiciones del ambiente y específicamente de nuestra familia nos dejan una marca, como un tatuaje que aunque lo quisiéramos sacar con láser, sigue en nuestra alma y nos provoca una forma de ser y actuar en el mundo.

Por otro lado realizamos un rol playing de un taller a mí me tocó el papel de Cecilia de 28 años, vive con sus padres, sin actividad laboral, estudio técnico dental y con depresiones recurrentes cíclicos melancolía constante, me gusto realizar este personaje quizás si me hubiera tocado realizar un narcisista hubiese sido más complicado para mí.

BITACORA N° 6 “ENTRE BÁLSAMOS DE LAVANDA”

https://cl.universianews.net/wp-content/uploads/sites/3/PUC-LOGO-624x306.jpg

.

BITACORA N° 6

 

“ENTRE BÁLSAMOS DE LAVANDA”

Esta primera clase del Diplomado en Fundamentos del Arteterapia se convirtió en el primer paso de este largo camino que recorrimos con bálsamos de lavanda y que me remontan a mi infancia cuando viajaba con mi familia a la ciudad de Frutillar y lograba impregnarme de los aromas de los campos de lavanda que allí abundaban. Mi curiosidad por esta área comenzó desde que me titulé de psicóloga, intuyendo lo interesante que sería mezclar el arte y la psicología. Quizás sin pensarlo en ese tiempo comencé a experimentar una pequeña muestra de lo que significa el arteterapia cuando compré unos acrílicos, un atril y pinceles y fui al parque de mi ciudad a experimentar el arte sintiendo la naturaleza, buscando intuitivamente hojas de los árboles para incluirlas en mi cuadro. En ese momento, el sentir el relajo de la experiencia y luego darle un significado, entendiendo algunas experiencias internas que me pasaban en ese momento, me hicieron entender lo importante y significativo que sería hacer esto con grupos de personas adultas o niños. Por ello, esta primera clase del Diplomado me hizo mucho sentido, sobre todo cuando la docente relacionó arte y salud de manera tan natural como si fuesen amigas que no se ven hace tiempo, pero cuando se encuentran se reconocen y se entienden, mostrando la perfecta complementariedad entre una y otra.

Por otro lado, el arte forma parte natural de nuestra vida y nuestra naturaleza humana entonces pensé ¿por qué en apariencia se ven tan separadas unas de otras? Eso lo logré comprender cuando vimos desde la prehistoria cómo funcionaba el arte que se transformaba en un ritual, luego cómo el arte fue despojado a los abismos para poco a poco, quizás con miedo y a paso lento, volver a reintegrarse a la sociedad y de esta manera hacerla armónica, con un significado ¿qué sería de la vida sin arte?¿que sería de la vida sin ese susurro que toma forma en una bella nota musical que nos muestra que nada está perdido, o aquella obra de arte que no te puedes sacar de la cabeza y se convierte en tu inspiración? Me gustaría mirar a Platón y decirle ¿realmente cree que el arte es dañino para el hombre, que lo pervierte de su camino a hacia la razón? Por ello, en esta primera clase, me quedé con la idea central que el arte es pluralista, es mío, es tuyo y es de todos y no es un “artefacto” para sentirse más especial, más snob o perteneciente a una elite. El arte forma parte de la comunidad y debe ser inclusivo, porque permite generar relaciones, vínculos y afianzar lazos, convirtiéndose así en una construcción social. ¿Por qué se dejaría de lado una herramienta tan valiosa? Las funciones que cumple el arte son innumerables entre ellas están la mutualidad, el sentido de pertenencia, dar significado y sentirse competente, agregando a esto el desarrollo personal y el logro de la seguridad en uno mismo; por eso, es importante tener en cuenta que si bien funciona como un medio de autoexpresión, la idea es realizarlo en relación con otros, en su función de resignificación de experiencias, en su sentido terapéutico..

También es importante mencionar que el arte permitiría humanizar el sistema de salud. De acuerdo a lo visto y a lo experimentado, el arte produce un impacto positivo en los pacientes lo que nos permite preguntarnos nuevamente ¿Por qué no se utiliza más? ¿Por qué el arteterapia no está más presente en Chile? Será que hace poco tiempo nos sentimos más libres de crear y la llegada de la dictadura nos quebrantó y escindió como sociedad. Sin embargo, poco a poco nos estamos reinventando, nos estamos dando permiso de sentir y vemos lo realmente importante. Por lo tanto, con lo que me quedo finalmente es que el arte entrega bienestar si es utilizado en un espacio de contención y con ética; en este sentido existen dos tipos de relación: una de apoyo y otra terapéutica, las que tienen diferentes conceptualizaciones pero que nos permiten embriagarnos y empaparnos empáticamente en una relación con un OTRO, aquel que piensa, siente y vive de manera diferente y por lo tanto tiene puntos de vista que en ocasiones son divergentes, pero no por eso menos valorables.

Respecto a las actividades que realizamos ese día, estas se convirtieron en una bienvenida a este nuevo espacio que se formó que dejaba afuera los juicios y prejuicios y daba paso a un espacio de aprendizaje libre pero guiado. Dentro de las actividades me gustaría dar énfasis en la que cada una llevó materiales que luego reunimos todos al centro del salón para representar de cierta manera como veíamos el arteterapia, una idea que en ese entonces era ambigua pero aun así todas de manera más intuitiva llegamos a elaborar. En mi caso, hace tiempo que no vivía algo así, es decir, más libertad en el ámbito académico; venia de un Diplomado de coaching que es más estratégico, más pauteado y le da una gran importancia a lo externo y a la forma por sobre el contenido, lo que restringe pero que en ciertos casos -y con ciertas personas- podría ser importante tenerla como una herramienta. Quizás por eso buscaba algo más genuino, algo que sirva pero que le dé a las emociones el espacio y lugar que se merecen, enfatizando la espontaneidad, el “gesto espontaneo” del que habla Winnicott.

Respecto a la actividad que mencioné anteriormente, lo primero que vi entre esa reunión de materiales a disposición fue una botella de agua de plástico, tomando también lanas de diferentes tipos y colores y las fui enrollando por el exterior de la botella hasta dejarla totalmente cubierta con muchos colores. Posteriormente, tomé un papel lustre y escribí “el arteterapia es como el agua: desintoxica, te ayuda y es vital” y lo introduje en la botella como un pergamino con la tapa semi abierta para que el que quisiera pudiera leer el mensaje. Luego nos juntamos en pequeños grupos y cada uno explicó su obra; me llamó la atención el trabajo de una compañera que mostró una caja grande y luego lo iba abriendo y salían cajas más pequeñas de su interior y con texturas cada vez más suaves hasta que finalmente apareció una caja de fósforos, siendo la idea central el mostrarnos cómo con el proceso terapéutico se van desapareciendo las defensas y se lleva a la luz (fósforo encendido). Finalmente, hicimos una reflexión grupal y también analizamos las dudas que nos venían a la mente cuando pensábamos en el arteterapia. En esa actividad me sentí relajada y tranquila, con la sensación que estaba en el lugar correcto. Después, al pensar en la actividad y en la primera clase, reflexioné en esa botella y me vinieron a la cabeza muchas preguntas acerca del por qué lo había hecho así, sin llegar a una explicación conciente. Pero más allá de lo cognitivo y lo interpretativo, me llamó la atención cómo me sentí más libre y más conectada y todo lo que vimos al otro dia de contenidos y teoría me hizo mucho más sentido.

El día sábado trabajamos utilizando como material periódicos viejos y cinta adhesiva; había que caminar y poner los diarios en diferentes posturas y buscar la forma de unirlo con el de otras compañeras. Luego uníamos y separábamos los diarios entre todas dando más dinamismo a la actividad. Finalmente hicimos dos grupos a los cuales se le entregaron consignas diferentes y en el grupo que estaba yo teníamos que buscar la manera de invitar al otro grupo, por lo que entre todas realizamos unos brazos, unas manos; en una de las manos había una flor y en la otra un corazón. Fue una actividad en equipo fluida y rápida, donde las ideas de todas fueron bien recibidas. El otro grupo, por su lado, hizo un lugar de contención donde todas estaban relajadas y libres.

Finalmente, unimos las dos creaciones y realizamos una reflexión grupal que permitió entender las experiencias propias y las de los demás, creando de esta manera en relación con un otro utilizando materiales a los cuales, en muchas ocasiones, no se les da una utilidad y en este espacio y gracias al arteterapia vuelven a cobrar vida y se vuelven medios para comunicar.

BITACORA N° 5 “EL MIEDO CON SUS CADENAS INVISIBLES…”

 

https://cl.universianews.net/wp-content/uploads/sites/3/PUC-LOGO-624x306.jpg

.

BITACORA N° 5

 

“EL MIEDO CON SUS CADENAS INVISIBLES…”

En esta clase de septiembre seguimos profundizando sobre el arte y la educación. Respecto a todos los contenidos que vimos le quiero dar más énfasis a la relación con la discapacidad. ¿Por qué? porque esa palabra me hace reflexionar desde diferentes aristas; puede ser una discapacidad de cualquier tipo física, mental, pero hay una discapacidad que es más fuerte que cualquiera y la peor para el ser humano; hablo del MIEDO. El miedo muchas veces te puede provocar una sensación de discapacidad física y mental por eso, según mi opinión, es la peor de todas. El miedo no te deja explorar, te restringe y te mantiene como un esclavo. ¿Qué sería de la vida sin miedo? cuántas obras se habrían creado, cuántos artistas existirían, cuántos sueños se hubiesen cumplido, cuántos amaneceres se hubiesen visto con tranquilidad en el alma, cuántas canciones se habrían creado, cuántas conversaciones no se hubiesen omitido, cuán valientes seriamos de espíritu, cuántos cerros escalaríamos y cuánto disfrutaríamos de la alegría o de las sombras. Por todo esto, creo, es que muchas personas que son denominadas “discapacitadas” no las considero así y no diré que son de “capacidades diferentes” porque tampoco de esa manera tan cliché y políticamente correcto, pero creo que cuando alguien sigue sus sueños, independiente de su condición, nadie debería de categorizarla de esa manera; si alguien quiere pintar y es su sueño, por ejemplo, pero no cuenta con manos y pinta con los pies yo no la veo como discapacitada. ¿Qué lindo seria vivir sin miedo? pero el miedo quizás viene de situaciones pasadas, cuando alguna persona de nuestra vida dijo que no lo podríamos lograr o para qué lo íbamos hacer si “no valía la pena” o de vivir situaciones y experiencias de vida tormentosas y que por ello tenemos miedo que vuelvan a ocurrir. Por eso se actúa desde el miedo, por eso tanta estructura. Pero lo único que creo es que hay que salirse de esas cadenas y experimentar la libertad; en mi caso considero que vale más un segundo de libertad que una vida completa con miedo. El miedo te paraliza y te convierte en un ser en las sombras, un ente que pudo “ser” pero ahora anda con cautela, como un animal buscando un rincón seguro. Por eso el arteterapia puede poner su grano de arena, trabajando desde un espacio seguro para liberar y empoderar al que se encuentra amarrado por su pasado, por su presente o por un futuro sin nada que esperar.

Por otro lado, también se vio manual sobre la ley n°20.422 que establece normas de igualdad de oportunidades e inclusión social de personas con discapacidad que busca asegurar la igualdad de oportunidades a estas personas con el fin de obtener una plena inclusión social y para eso el Estado buscaría reconocimiento de la lengua de señas, capacitación e inserción laboral, educación e inclusión social, accesibilidad al entorno físico, transporte, accesibilidad a la cultura, información y comunicaciones. Pero con respecto a esto si se reflexiona mas, pienso que todo esto lo necesitamos todos los chilenos; hay personas que sin ser consideradas con discapacidad carecen de varios de estos elementos y beneficios valiosos.

Luego vimos un taller con jóvenes con discapacidad, lo que nos permitió ver cómo se podría incluir el arteterapia en estos talleres y los objetivos que buscaría, también elementos importantes al trabajar con el arteterapia por ejemplo, que importa el proceso es decir el Cómo más que el Qué; no hay errores sino oportunidades-

Respecto a las actividades que realizamos las que les quiero dar más énfasis es cuando teníamos que reflexionar con cuál emoción hemos estado esta semana y después teníamos que expresarla a través de un dibujo; yo elegí alegría y nos juntamos las personas que tenían una emoción parecida para reflexionar al respecto. Lo que llamó mi atención fue la similitud de colores y formas utilizadas entre nosotras y en el caso de los otros grupos también, mostrando sutilmente la universalidad de las emociones. También hicimos dinámicas grupales, saludándonos con la rodilla, con la vista, en definitiva, interactuar de diferentes formas y después se dividió el grupo en grupos más pequeños según gustos que mencionaba la profesora y luego en gustos que querían compartir las compañeras. La dinámica de juego era sencilla se podría pensar que cualquier profesional lo podría hacer, pero ahí me quedó claro que no cualquiera puede hacer arteterapia, tiene que ser alguien que haya estudiado y tenga experiencia porque de una dinámica sencilla se puede “abrir algo” y convertirse en una dinámica compleja, como por ejemplo cuando la compañera dijo “acérquense acá las que han sido abusadas”. Por eso es importante ir siempre actualizándose, experimentando con el arteterapia para convertirse en un profesional competente que logre contener esas situaciones. En mi caso, quiero seguir especializándome en el área.

Por último, la actividad que me llamó la atención es la bipolar, en que uno tenía que hablar a través del objeto que uno tuviera y yo elegí el celular, me pareció entretenida esa actividad y me sentí comoda realizándola.

BITACORA N° 4 “EL ARTISTA CON SUS LUCES Y SOMBRAS”

 

https://cl.universianews.net/wp-content/uploads/sites/3/PUC-LOGO-624x306.jpg

.

BITACORA N° 4

 

“EL ARTISTA CON SUS LUCES Y SOMBRAS”

En esta clase seguimos profundizando acerca de los artistas que se han tomado un lugar en el arte contemporáneo y han marcado tendencias. Dentro de esos se encuentra Yayoi Kusama, artista japonesa que se caracterizó por su fascinación por los puntos y sus instalaciones que siguen esa misma dinámica. También Chiaru Shiota que da una impresión de pasado a sus obras al instalarlas con telarañas y cientos de finas cuerdas entrecruzadas dando la sensación abandono, de objetos perdidos en el tiempo. También a Lygia Clark con el arte relacional donde, aunque suene redundante, instala la importancia en la relación.

Respecto a las instalaciones, lo que muchas veces me produce ambivalencia es el hecho de que la idea es realizada por el artista, pero la factura muchas veces es realizada por otros, no por el mismo artista como se vio en clases. En ese sentido creo que este tipo de arte pasó algún límite respecto a la creación y su creador, porque se me viene a la mente Karl Marx y pienso que el artista pasa desde su lado contestatario y de insatisfacción propio del proletariado a un lugar de comodidad o un “jefe” más que da órdenes de cómo están las ideas en su mente y otro es el que toma contacto directo con la “materia” rol propio de la burguesía. Quizás me estoy volviendo muy grave y esto es otra forma de expresión y nada más, pero creo que vale la pena pensarlo al menos.

Por otro lado, vimos los quebranta huesos específicamente de Nicanor, también la idea de 50 fósforos extralargos con 50 poemas para vender, recitar, guardar e intercambiar, también los libros del artista que mezcla textos e imágenes, y por último las manos ocupadas como mapa de los acontecimientos más importantes

Respecto a las actividades realizados hicimos un trabajo grupal ocupando el trapillo para lanzarlo a una persona específica y decir qué es lo que no me gusta. Yo dije que no me gustaba la mentira. Me sentí un poco incomoda en esa actividad porque siempre me pone nerviosa cuando me lanzan algo (viejas experiencias). Después teníamos que tirar el trapillo a la compañera que queríamos decirle una fortaleza o algo positivo que veíamos en ella; yo elegí a una compañera que la encontraba franca. Después la profesora pidió ideas y 3 compañeras dijeron sus ideas y uno elegía a quien prefería; en mi caso elegí a la compañera que dijo que sería interesante representar de cierta manera cómo una se sentía. La pregunta en realidad era ¿Cómo vengo? y esa idea realizamos todas finalmente. Yo ese día estaba muy enferma así que me até las manos; el hecho de verlo no es tan chocante pero estar en esa postura creo que es intenso, pero la importancia de estas actividades también guarda relación con expresar lo que de otra manera no haríamos.

 

La actividad que más me llamó la atención fue realizar una historia entre todas, que de a poco adquiría una forma diferente. Yo comencé en esa grabación mencionando un “hada que apareció y que había escuchado unos ruidos…” después seguían las compañeras y dentro de las últimas volvió aparecer la hada. Dentro de cada frase estaba la esencia de cada compañera y cómo no había mucho tiempo de pensar o planificar que decir, era una voz más del inconsciente. Luego de eso vimos en clases que esa actividad había sido realizada con esquizofrénicos severos donde habían elegido la temática de animales de manera espontanea , agregando a esto que es una actividad que se puede hacer con todos..

Por ultimo hicimos un quebranta huesos sacando imágenes y letras de las revistas buscando decir algo. En mi caso aparecía una imagen de una niña escuchando una caracola y escribí “una hermosa e inolvidable historia de frescura para siempre con flores y simpleza”. Después nos teníamos que disfrazar y nos preguntaban por nuestro personaje; en mi caso era una especie de hippie y al final había que decir con qué me quedaba y dejaba del personaje. Yo dejé la falta de preocupación y me quedaba con la naturalidad. Respecto a esta actividad me costó realizar el personaje y me falto espontaneidad, me costó salirme de yo como Natacha para volverme en un otro, un personaje.

BITACORA N° 3 “EL ARTE REBOSANTE DE SIGNIFICADO”

 

 

https://cl.universianews.net/wp-content/uploads/sites/3/PUC-LOGO-624x306.jpg

.

BITACORA N° 3

 

“EL ARTE REBOSANTE DE SIGNIFICADO”

En esta clase, dentro de las temáticas que vimos la que más captó mi curiosidad fue aquella del tema “el arte polisemia: nuevos soportes y tendencias”, ya que para entender cómo funciona el arteterapia también tenemos que dar un espacio a como esta hoy en día el arte, por ello vimos diferentes artistas y maneras de realizar sus obras de arte. Dentro de los que existen, por ejemplo, está el hiperrealismo del pintor chileno Claudio Bravo o Ron Mueck que juega con las dimensiones, también a Eliana Simonetti que juega con lo femenino utilizando objetos o Andy Warhol con su reproducción de imágenes policromáticas diario-fotografía. Además, aparecen otros estilos como Expo Korea Mac la cual es un estilo arte-objeto.

Por otro lado, hay artistas como Damien Hirst que pertenecen a la rama de artistas conceptuales donde la idea o el concepto es lo más importante de la obra produciendo un choque en el espectador, presentando una especie de escenografía que busca provocar, como en el caso de Marcel, mostrando que todo puede ser arte “burlándose” de cierta manera del establishment, mostrando un arte que juega más con lo proyectivo, dejando que la obra deje de pertenecer al artista. También con el caso de León Ferrar pudimos ver cómo el arte se convierte en un instrumento de crítica a la sociedad y lo estipulado. El arte nos muestra qué está pasando en la sociedad cuestionándolo, otras, solo mostrando y, muchas veces, renegando de todo. El arte mueve y en algunos casos también se vuelve participativo como en el caso de las performance. Porque el arte, tal como le pasa al artista, lo cobija con mantos de lavanda y frescura o, simplemente, sin previo aviso y consentimiento, lo traslada al infierno donde se ocultan sus más grandes miedos y dolores, y luego, con el inicio de una nueva obra, puede ser rescatado. Todo ese proceso creativo se muestra al espectador para que haga suya la obra a través de la percepción lo que se puede ver también en el arte relacional

Por otro lado también pudimos ver elementos de la mediación artística y cultura que fue definida en clases como un concepto que designa una amplia gama de intervenciones y relaciones complejas que se producen entre las obras y el público, y el arteterapia presenta una gran importancia en los talleres de mediación.

Respecto a las actividades donde pondré más énfasis son aquellas donde trabajamos el tema de la casa con los otros significativos. Esto lo hicimos individualmente con plastilina y yo elegí a mi familia nuclear poniendo a mi mamá, papá y dos hermanos. Me sentí cómoda haciendo esta actividad y luego reflexionamos grupalmente de algunos trabajos. Otra actividad fue cuando nos tocó una carta al azar y después nos teníamos que presentar a través de esta carta inmediatamente después de darla vuelta. A mí me tocó una carta colorida y dije que era un artista que le gustaba la pintura abstracta y que tenía 40 años y su misión en la vida era ayudar. Me sentí cómoda también en esta actividad quizás por el espacio transicional que se produce en el juego que se convierte en algo seguro para transitar a lo desconocido. También una compañera llevó unas cartas de arte y tuvimos que elegir tres: una representaba el pasado, otra el presente y finalmente el futuro. El pasado lo interpreté como un aspecto muy racional, el presente bien en una relación y el futuro como un ir avanzando constantemente.

Por último hicimos una actividad relacionada con el arte-objeto teníamos que llevar un objeto significativo. En mi caso llevé la botella de perfume del diseñador francés Yves Saint Laurent porque fue un regalo de mi pareja y a mí me fascinó el aroma del perfume; me hacía sentir rebelde, más audaz. Había que intervenirlo para lograr algo significativo; en mi caso, ocupé una base en forma de corazón y empecé a aplicar acrílico puro de diferentes colores y sobre eso puse mi objeto significativo. Luego incluí unos alambres redondeados que daban la impresión de cómo se trasladan las sensaciones. Encontré que era una obra emocional con textura y con la importancia de los sentidos cuando existe confianza y contención. Finalmente mi obra habla de la sensibilidad y la conexión con el otro mientras exista confianza.

BITACORA N° 2 “El arte es de todos” ¿y de él? También (y sonrío).

 

https://cl.universianews.net/wp-content/uploads/sites/3/PUC-LOGO-624x306.jpg

.

BITACORA N° 2

 

“El arte es de todos” ¿y de él? También (y sonrío).

En esta clase vimos las aplicaciones del arteterapia en el ámbito comunitario, primero al hablar de esto es importante responder la pregunta ¿Qué es una comunidad?, se podría definir como un grupo específico (micromundo) donde se articula un grupo más grande o macrosocial.

Dentro de los temas que se expusieron en clases el que más me llamó la atención es el de aquel condominio social que se creó para personas que hace mucho tiempo vivían en tomas y al realizar el diagnostico en su nuevo hogar se pudo ver que el problema era la poca integración de los vecinos, por lo tanto se trabajó con un equipo multidisciplinario que constaba de un arteterapeuta, psicóloga social y fotógrafa. Dentro de las historias y narraciones de las personas, estaba una señora que en la toma construyó su casa y como le iban a entregan el departamento en el condominio social, un día llegaron los de vialidad y destruyeron la toma, ella después de ver eso hablaba de “un marco de la ventana” que para algunas personas no significa nada, pero para ella había sido mucho esfuerzo, pero más que la destrucción física se puede ver la violencia psicológica hacia esta mujer, ya que se sintió invadida, ultrajada y como una delincuente por la forma en que la sacaron. Esto hace pensar cómo son las políticas públicas que muchas veces pasan los límites y los márgenes de la “ayuda” y el “dignificar”.

Respecto a este condominio social el objetivo fue enriquecer el tejido social a través de la cámara, y se empezó trabajando con los niños a través del juego con la cámara buscando ser flexibles en esto. Según mi parecer y sentir ,el trabajo con comunidades es más complejo pero considero que es el más humanizador, el trabajar con las personas con sus recursos sanos es satisfactorio para el que lo hace y el que lo recibe, porque todos merecen tener el arte a su disposición para sentir, vibrar y aclararse, apropiándose de los lugares y espacios sociales y culturales, por ejemplo, el museo, que para muchas personas se ve como un lugar inaccesible que solamente es para la elite provocando con ello una especie de exclusión o exilio voluntario.

También es importante mencionar que cuando se realiza la evaluación acerca de los resultados es importante saber que el número no traduce la profundidad de las experiencias o el impacto; muchas veces es mejor una retroalimentación de la experiencia.

Un concepto que se ha visto reiteradamente en clases y que también apareció aquí es el de la “violencia de la interpretación” (concepto psicoanalítico acuñado por la psicoanalista francesa Piera Aulagnier), lo que ayuda a replantearse la forma de buscar resultados o insights rápidos en las personas porque se puede caer en el error de hacerlo a destiempo, cuando la persona no está preparada para recibir una verdad abrumadora o de proyectar e interpretar algo que es más mío que de la persona y provocar más daño en vez de favorecer un espacio contenedor basado en la confianza. Finalmente es como lo que dice Winnicott respecto a cuidar el “espacio transicional” porque es la base de la cura; esto se logra teniendo autoconocimiento y respondiendo a la pregunta ¿Qué me sucede a mí con el otro?

Finalmente vimos un video de la ciudad de Chaitén donde nos muestra la importancia de vincularse con la comunidad, y que para ello hay que tener competencias como la flexibilidad y la adecuación. Por ultimo respecto a la reflexión grupal de la actividad algunas compañeras, creo, mostraron cierta incomodidad con la actividad no sabiendo qué hacer con la consigna que se entregaba, lo que es comprensible; en mi caso también han existido actividades que me han incomodado pero también me lo cuestiono y me hago la pregunta libremente ¿Por qué me incomoda? En esta reflexión noté la “violencia de la interpretación”, pero estamos en una instancia de aprendizaje y buscamos constantemente pulirnos en el arteterapia pero no solamente del conocimiento intelectual sino también del conocimiento experiencial.